notas para viajeras

Contra los trofeos animales

Seguro ya haz escuchado la noticia, un don nadie pago para que un grupo de cazadores lo ayudarán a cazar al león más querido de Zimbabue por “pura diversión”. La indignación es tan grande que algunos líderes están barajando prohibir la importación de “trofeos” de caza y en Avaaz.org están juntando firmas para que eso sea una realidad.

León Cecil

Texto tomado de Avaaz.org

Queridos amigos y amigas,

Un dentista estadounidense ha inundado las portadas del mundo entero por asesinar brutalmente a un apacible león llamado Cecil.

Consigamos que su despreciable acción nos ayude a proteger como nunca antes a estos preciosos felinos.

Es muy común que cazadores adinerados de Europa y Estados Unidos como él vuelen a África, paguen por cazar leones y otros exóticos animales, y se lleven sus cabezas en el equipaje de vuelta a casa.

Pero si actuamos al calor de la llama de indignación que recorre el mundo tras la muerte de Cecil podemos conseguir que EE.UU y Europa prohiban la importación de estos “trofeos” cuando se trate de especies amenazadas.

Algunos líderes ya lo están considerando, pero para que actúen necesitamos una gigantesca avalancha de apoyo, ¡y podemos hacerlo! El 1.4% de los usuarios *mundiales de Internet están recibiendo este mismo correo. Si cada uno de nosotros se lo pasamos a uno más después de firmarlo, llegaremos casi al 3%. Imagina si lo compartimos con 2 ó 3 personas más.

Haz clic para firmar y compartir en todas las redes sociales antes de que el mundo se olvide de Cecil.

Cecil era muy querido en Zimbabue, conocido por su increíble melena negra, y por mostrarse amigable con fotógrafos y turistas.

La brutal caza que lo mató duró 40 horas — los cazadores le embaucaron para salir del área protegida, le dispararon y le dejaron sufrir toda la noche. Por la mañana le remataron, le quitaron el collar GPS que llevaba y le arrancaron piel y cabeza para llevarlas como “trofeos” de vuelta a casa.

Pero eso no es lo peor — ahora sus doce crías están en peligro mortal, dado que normalmente el siguiente león en jerarquía los mata para poder pasar a las hembras su propia estirpe.

Ni Zimbabue ni el resto de países perseguirán estos crímenes o mejorarán las regulaciones de caza hasta que no pongamos en riesgo lo que consiguen a cambio. Consigamos que EE.UU y Europa prohiban las importaciones de trofeos procedentes de países que no puedan asegurar que su caza es sostenible para asegurar que los leones sobrevivan.

Es una medida de puro sentido común, y algunos líderes europeos ya están empujándola, pero no lo conseguirán si no avivamos la presión — firma y pídeles a todos tus amigos que se unan para que las redes ardan y podamos ganar esta batalla.

Haz clic para firmar y compartir ahora mismo, antes de que se cierre la ventana de oportunidad que tristemente Cecil nos ha brindado con su muerte.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: